viernes, 10 de mayo de 2013

Mamá


                                                                       
 
Fotografia Victoria Falcón Aguila D.R
Cada noche volteo al cielo
para saludar al primer lucero.
Es mi Madre quien se asoma
dándome su bendición
brillando en la oscuridad.

Convertida en diamante
me regala tranquila sonrisa
vuelvo a ser niña
necesitada de su amor.

La busco entre las estrellas, 
en la inmensidad del firmamento,
dentro del cosmos sempiterno, 
nunca entre los muertos
porque muere a quien se olvida,
y la muerte no es el final del todo,
sino el principio de la vida.

Mi fe me da la esperanza
de que algún día 
nos volveremos a abrazar,
cuando yo vuele al país de los alados
para vivir feliz por siempre a su lado.

Victoria Falcón Aguila D.R 2013