miércoles, 27 de noviembre de 2013

Sustancia Divina

Pintura de Diana Gabriela Lozano D.R 

Sustancia Divina

Soy simiente en tu imperio interno.

Luz y guía de tu talento,
asistencia de tu inquietud;
la flama ardiente del amor
que  te quema e impulsa a crear.

Quien te confronta con la esencia
natural de tu ser de artista
enalteciendo tu alma estética
como un homenaje  a Dios.

Soy quien le obsequió las perfectas noches
estrelladas a Van Gogh, el cubo
a Picasso, el surrealismo a Dalí
el sutil gesto a la Mona Lisa.


¡Felices los que aprecien tu obra,
porque en ella me verán sonreír!


Respeta tu obra como a tu alma,
las dos son el reflejo purísimo
de la más alta sustancia divina;
deidad y arte unidos en el color.


¡Divino artista!, somos uno
alcanzando la perfección,
salida de tus manos creadoras
y de mi aliento inspirador.

Victoria Falcón Águila D.R 2013
Poema inspirado en la obra de Diana Gabriela Lozano 
pintora Jaliscience
obras expuestas dentro de la exposición "Extraña Diversidad"
en el Centro Cultural el Refugio, Tlaquepaque Jalisco, México.
Noviembre 2013.





martes, 19 de noviembre de 2013

Mañana no.



Mañana puede que sea demasiado tarde 
para decir que te amo o tal vez,
para pedirme perdón.
Mañana puede que tu amor
ya no me sea indispensable
y tu regreso no espere más.
Entre hoy y mañana existe lejanía.
El tiempo como verdugo implacable,
congelará mi mirada que antes te acariciaba
y su marcha no detendrá.
La distancia cómplice sádica
convertida en blanco pañuelo,
mis lágrimas se encargará de enjugar.
Aparecerán arrugas en mi cara
y los recuerdos borrosos
se tornarán difíciles de capturar.
Quizá, una tarde dentro de muchos años
llegue tu nombre provocando leve sonrisa 
pero ya no me dolerás.
Te juró que mañana puede ser muy tarde,
si hoy de mi, tú te vas.


Victoria Falcòn Aguila D.R 2013









lunes, 11 de noviembre de 2013

Donde quiera que estés


En el lugar que estés, 
dónde te haya puesto Dios
en ese preciso lugar, te seguiré amando.
Así no creas en él, le pediré que cuide de ti.
Aunque te asumas ateo y no reces,
yo rezaré en tu nombre, pidiendo
colmen tu casa de estrellas, 
te bendigan con rosas sin espinas; 
me quiten mi calor para que nunca sufras de frió.
Porque no importa que no me ames,
que no te interesen mi letras
y ahogues mis suspiros en el olvido.
Te amo y es lo que siento;
así me alejes de tu mundo,
saborees otros labios,
tu silencio me indica que estás ahí
por eso repetiré: te amo
hasta que mi voz se desgaste y quede muda.
Sin importar que mi entorno
se ponga negro, buscare una luz
para mandarte mis besos,
seguiré escribiendo poemas,,así no los leas, 
sonreiré para ti al despertar,  aunque tú no me veas.

 Victoria Falcòn Aguila  D.R 2013